¡Vaya Tele!

¡Vaya Tele!

Vaya Tele, blog sobre televisión, audiencias, noticias y series. Para estar al día de lo mejor de la tv.
  • Movistar TV va a por todas y emitirá en exclusiva los clasificatorios del Mundial y la Eurocopa de fútbol

    Euro 2016

    En los últimos meses estamos siendo testigos de cómo Movistar está yendo a por todas reestructurando su plataforma de televisión de pago, Movistar TV, cuya principal apuesta son los deportes, ahora que Canal + está aflojando al respecto. Tras las adquisiciones de los derechos de los mundiales de MotoGP y Formula 1, el fútbol es el siguiente deporte en el punto de mira de la gigante de las telecomunicaciones.

    Así Movistar TV ha anunciado que han llegado a un acuerdo con la UEFA que les concede en exclusiva los derechos de emisión de los partidos de las fases clasificatorias de las próximas dos grandes citas del fútbol internacional: La Eurocopa de Francia 2016 y el Mundial de Fútbol de Rusia en 2018. De esta última competición se apresuran en aclarar que el acuerdo es sólo para los partidos de los grupos europeos.

    Eso sí, este acuerdo no incluye los partidos de la Selección Española, que serán emitidos por TVE en el caso de los clasificatorios de la Eurocopa —todavía no se ha anunciado el grupo que emitirá en abierto la Eurocopa en sí— mientras que se podrán ver en diferido en la plataforma de pago. Como ya he comentado, Movistar están yendo a por todas para convertirse en la próxima gran referencia en el terreno deportivo. ¿Lo conseguirán? tendremos que ver cómo manejan toda la oferta, de momento han anunciado un canal dedicado exclusivamente al fútbol internacional, lo cual es un buen primer paso.

    En ¡Vaya Tele! | Así será la cobertura televisiva de MotoGP y F1

    -
    La noticia Movistar TV va a por todas y emitirá en exclusiva los clasificatorios del Mundial y la Eurocopa de fútbol fue publicada originalmente en Vayatele por Albertini.








  • Disvovery MAX estrena 'Wild Frank' el 11 de mayo

    Uno de los grandes fichajes de Discovery MAX para este curso televisivo es el de Frank Cuesta, ese showman de la naturaleza que nos ofrece particulares reportajes siempre con su peculiar punto de vista (y sus zuecos rojos). Mucho se está hablando de la apuesta televisiva que Discovery MAX hace por Cuesta con la preparación de ‘Wild Frank‘ y hoy os podemos anunciar que el estreno del mismo será el próximo domingo 11 de mayo, a las 22:00.

    Este nuevo programa supone un curioso giro respecto a lo que hasta ahora nos ha ofrecido Frank Cuesta. Siempre lo habíamos visto desenvolverse en un espacio conocido por él, en el que los animales y las plantas le eran familiares, principalmente en Tailandia, lugar donde reside. En ‘Wild Frank’ le veremos en Brasil, un territorio que no domina y que, sin duda, le planteará nuevos retos.

    No sólo nos acercará la fauna más exótica de uno de los lugares más mágicos del planeta: la selva amazónica; sino que también convivirá con algunas de las tribus que habitan en este territorio, como los Sateré Mawé y los Dessana. Sin duda, la particularísima personalidad de Cuesta se pondrá en juego en estas estancias con las tribus, algo de lo que los espectadores sacaremos bastante entretenimiento.

    Vía | Fórmula TV
    En ¡Vaya Tele! | Discovery MAX y su apuesta por el producto español

    -
    La noticia Disvovery MAX estrena 'Wild Frank' el 11 de mayo fue publicada originalmente en Vayatele por Noelius.








  • ¿Por qué Matthew Weiner no arrancó la séptima temporada de 'Mad Men' con el segundo episodio?

    Don y Sally Draper en 'Mad Men', séptima temporada.El guionista Matthew Weiner es consciente de la repercusión que genera ‘Mad Men’ en los medios. Lo demostró durante la sexta temporada, cuando jugó con ese personaje llamado Bob Benson y las alusiones al clima de violencia de Nueva York, con camiseta de Sharon Tate incluida. Permitieron que la crítica observara con lupa la ficción, se divirtiese y planteara unas cuantas hipótesis. Por esto resultó hasta decepcionante el estreno de la séptima y última temporada. Un episodio extremadamente normal y poco interesante para lo que se supone que es uno de los acontecimientos televisivos del año. Weiner quiso salirse de la norma una vez más.

    Este debate podríamos haberlo tenido hace tres semanas con el regreso de ‘Juego de Tronos’. También volvieron de su largo letargo invernal con un episodio bastante normal que sorprendía con una última escena que ponía al espectador en su sitio, desarrollando cierto personaje a base de violencia. Pero el arranque de ‘Mad Men’ no tuvo nada destacado. Situó a los personajes frente al espectador y no ofreció ninguna dosis de genialidad. ‘Mad Men’ no es la reina del dramatismo (sólo de vez en cuando) pero sí puede tener unos guiones y una dirección artística extremadamente elegantes.

    El punto de partida era la situación profesional y matrimonial de Don Draper, que está exiliado del trabajo y tiene a su mujer Megan al otro lado del país, forjando su carrera como actriz en Hollywood. También nos dijeron que Roger Sterling está más perdido que nunca a base de sexo libertino y copas de más, Peggy apuesta toda su felicidad en la carta laboral (de aquí que se sienta tremendamente insatisfecha cuando no se sale con la suya) y confirmamos con el segundo episodio que tenemos una especie de villano en ciernes. Lou Avery tiene una especial facilidad por despreciar a sus trabajadores y en tan sólo dos episodios hemos visto como ponía a Peggy en su sitio, amenazaba el puesto de trabajo de Dawn y de forma indirecta lanzaba puñaladas a Don (no parece que vaya a ponérselo fácil para que vuelva).

    Allan Havey es Lou Avery en 'Mad Men'. ¿Estamos ante la visión de Weiner de un villano?
    Esta presentación, si bien puso las fichas en su lugar, tampoco descubrió nada que no supiéramos. El retrato de Peggy, Don y Roger nos lo conocemos al dedillo y el único momento supuestamente inspirado, el de Don encontrándose con una desconocida en el avión (Neve Campbell, estás muy interesante), dejó cierta sensación de déjà vu. Su especialidad es ligarse a las mujeres, le hemos visto teniendo conversaciones con multitud de mujeres y tampoco era la primera vez que no se la llevaba a la cama.

    Sally, siempre un triunfo


    Pero luego llegó el segundo episodio y Weiner demostró de lo que es capaz. Ni que sea por efecto comparación, probó que el arranque había sido insípido. ¿Sería por la necesidad de Weiner de negarse a seguir las reglas de la industria, si bien sus cheques no pueden ser más cuantiosos? ¿Será que quería hacer el episodio más normal posible para demostrar que él juega en otra liga, lejos del ruido mediático? Sea como sea, hizo un episodio pobre y mi consecuente pregunta es la siguiente: ¿por qué la séptima temporada de ‘Mad Men’ no comenzó directamente con ‘A Men’s Work’ que es un episodio maravilloso?

    No hay nada en él que sea transgresor. ‘Mad Men’, como he dicho antes, tampoco es este tipo de serie (lo más transgresor que tiene son sus reticencias a no ser dramática porque sí). Pero no existe episodio con Sally Draper que no sea interesante, ni que sea porque es un agente libre en el universo de la ficción como también lo es su madre. También es de las pocas personas que ven a Don por lo que es y no por lo que aparenta. A ella el talento de su padre se la trae al pairo, solamente le importa como figura paterna y conyugal y en estos aspectos es un referente fallido.

    El momento en el que él tiene que escribir una nota para el internado y le pregunta a su hija qué quiere que ponga, es maravilloso. “Simplemente di la verdad”, un doble sentido con mucha clase y que expone a la perfección el conflicto evidente del episodio. Lo que todavía no sé encajar es la decisión de Don de no pagar la cuenta en el bar de carretera. Él y su necesidad de gustar a su hija, él y su incapacidad de ejercer de padre de forma positiva.

    La mejor comedia


    Peggy y Shirley en 'Mad Men'. Peggy, las secretarias también tienen derecho a recibir flores.
    Pero el episodio tiene otros momentos inspirados. La comedia de Peggy, Shirley y las flores es brillante con el consecuente baile de secretarias que lleva a Joan al piso de arriba. ‘Mad Men’ y ‘The Good Wife’ demuestran que la mejor comedia está en los mejores dramas. También funciona a la perfección el retrato de Pete Campbell en Los Angeles, siempre sintiéndose personalmente ultrajado y considerando que nadie tiene nada mejor que hacer que complicarle la vida (crece, Pete, crece). Pero me quedo con la mejora del estatus de Dawn como personaje, más allá de su paradójico ascenso.

    Durante la promoción de la sexta temporada, no pudieron darle más relevancia a la nueva secretaria de Dawn. Estaba el factor racial, que era obvio que aportaría matices a su lugar en la empresa de publicidad, pero acabó siendo tan secundaria que casi parecía una extra con frase. Pero con un sólo episodio acabaron con este maltrato, aprovechando la sonrisa de Teyonah Parris, que le sabe dar profundidad al personaje aunque vaya a remolque de los demás (de Don, de Avery, como consejera de Shirley y de Joan).

    Hice bien, por lo tanto, en esperarme dos episodios a escribir la crítica de ‘Mad Men’. Si hubiera tenido que juzgarla en base al estreno, hubiera escrito algo en la línea de “nada nuevo ni estimulante bajo el sol de Weiner” pero este segundo episodio es un ejemplo del talento de su pluma. ‘Mad Men’ puede ser (y es muy a menudo) elegante, dramática, divertida y buena, muy buena. Y esto, de por sí, ya es un acontecimiento para los amantes de la televisión, aunque no tenga los giros dramáticos que tanto entretienen y propios de otras series. Pero esas no son ‘Mad Men’ y ‘Mad Men’ se puede permitir el lujo de no parecerse a ellas.

    En ¡Vaya Tele! | Cinco curiosidades sobre ‘Mad Men’

    -
    La noticia ¿Por qué Matthew Weiner no arrancó la séptima temporada de 'Mad Men' con el segundo episodio? fue publicada originalmente en Vayatele por Pere Solà Gimferrer.








  • Promo de 'Manhattan', otra serie más de WGN tras 'Salem'

    WGN America acaba de empezar en esto de la producción de series, pero lo está haciendo con fuerza. Después de ‘Salem’, esa serie histórico-fantástica sobre las brujas de aquella localidad en el siglo XVII, la cadena ha enseñado un teaser de su siguiente proyecto, ‘Manhattan’, otra serie de época ambientada en un importante periodo de la historia de Estados Unidos, pero esta vez en la década de los 40 y en plena Segunda Guerra Mundial. De hecho, el título de la serie no hace referencia a ese distrito de Nueva York, sino al nombre del proyecto bajo el que se desarrolló la bomba atómica.

    ‘Manhattan’ está creada por Sam Shaw y dirigida por un veterano como Thomas Schlamme, colaborador habitual de Aaron Sorkin, y cuenta entre sus protagonistas con John Benjamin Hickey, Olivia Williams y Rachel Brosnahan, entre otros. Su personaje principal es Frank Winter, un profesor con su inevitable ración de demonios personales, que se muda a la base de Los Álamos con su familia para colaborar en el Proyecto Manhattan. Su trabajo, por supuesto, es secreto, y por lo que parece en el trailer, se va a jugar bastante con los secretos que todos los personajes guardan unos de otros, y que no tienen que ver necesariamente con las investigaciones sobre la bomba atómica.

    Es probable que tengamos más un drama familiar que una serie histórica sobre aquella época, pero tendremos que esperar al mes de julio para verlo. Con ‘Salem’, WGN ha llamado la atención del público, aunque las críticas no hayan sido especialmente benévolas, así que veremos si ‘Manhattan’, que tendrá 13 episodios, es su proyecto de prestigio o no. Desde luego, el escenario puede dar pie a algo muy interesante y muy poco tratado por la ficción televisiva estadounidense, que en lo referido a la Segunda Guerra Mundial ha optado en su mayoría por centrarse en los soldados en el frente. Curiosamente, es en Canadá donde se ha producido otra serie ambientada en esa contienda que optaba por otro punto de vista, ‘Bomb Girls’, centrada en las mujeres que trabajaban en las fábricas de armas.

    Vía | Entertainment Weekly
    En ¡Vaya Tele! | ‘Salem’, fantásticos carteles y curioso trailer de la prometedora primera serie de WGN America

    -
    La noticia Promo de 'Manhattan', otra serie más de WGN tras 'Salem' fue publicada originalmente en Vayatele por Marina Such.








  • ¿Por qué lo llaman "servicio público" cuando quieren decir "audiencia fácil"?

    Eurocopa

    Miércoles, 16 de abril de 2014, final de la Copa del Rey entre el Real Madrid y el FC Barcelona. El partido arrasa en La 1 de RTVE con un 60,8 % de audiencia y 11.013.000 espectadores, lo que lleva a la cadena pública a liderar el día con un 22,9 % y a ascender siete décimas en el acumulado mensual de abril (11,2 % frente al 10,5 % del día anterior). Siete décimas de una tacada con un solo partido de fútbol. Leopoldo González-Echenique descorcha el champán y no tardan en llegar las notas de prensa congratulándose a sí mismos.

    Con un empujón así en audiencias, no es de extrañar que los derechos del fútbol sean los más cotizados entre los operadores privados… y también por RTVE. Para una cadena que lleva demasiados meses, casi años, cayendo en picado y que se inventa todas las tretas posibles para maquillar sus audiencias, un partido como este cae como agua de mayo. No es de extrañar, por tanto, que puje por la Champions League y los 20 partidos clasificatorios de la Eurocopa 2016 y el Mundial 2018, amparándose en la barata excusa de ser un deporte “de interés general”. Pero, ¿tiene sentido el interés general cuando ya hay otras ofertas de emisión en abierto?

    Un servicio público que cumplir

    Es un servicio público que tenemos que cumplir

    Es lo que ha dicho el Presidente de RTVE para defender la puja por esos veinte partidos clasificatorios de la Selección Española de Fútbol. Un “servicio público“ por el que, según publican diversos medios, está dispuesto a pagar entre 35 y 52 millones de euros. Un “servicio público“ al que también optan las otras dos grandes corporaciones televisivas de nuestro país, Atresmedia y Mediaset, que de hacerse con estos derechos también emitirían esos mismos partidos en abierto, sin ninguna diferencia con respecto a RTVE.

    Champions

    Pero el fútbol es el único repunte fácil que tiene a mano para obtener un suspiro en las cifras de audiencia. Con unos informativos en caída libre, que ya ni siquiera lideran con la trampa del “simulcast”, y una ficción nacional que brilla por su ausencia (la única serie nueva programada para este año es ‘Víctor Ros’, de seis episodios), “La Roja” se convierte en la única esperanza de evitar que los resultados de La 1 se conviertan en un desastre absoluto a medio plazo. Mediaset, en su lucha judicial con el ente público, ya destacó la hipocresía de este último en la adquisición de derechos deportivos.

    […]sí se consideran de interés general otros acontecimientos deportivos de carácter minoritario que no han sido atendidos por RTVE, vulnerando las obligaciones legales impuestas en su Mandato-Marco de 2007 de atender preferentemente la divulgación de deportes de participación minoritaria y con participación de la mujer.

    Habla de “servicio público” una corporación que no renovó los derechos del Mundial de Motociclismo hace tres años, un deporte que, aunque obtiene buenos datos de audiencia, no supone ningún bombazo. Las motos se fueron a Telecinco en 2012, y podrían haber cambiado de cadena un año antes de haber prosperado la iniciativa de RTVE para compartir los derechos en 2011. Ahora el Motociclismo y la Formula 1 se pasan progresivamente a la televisión de pago, y en dos años no habrá posibilidad de ver ninguno de ellos en abierto.

    ¿Qué puede hacer RTVE con 35 millones de euros

    Con 35 millones de euros, la cifra más baja que, según se comenta, ha pujado RTVE, el ente público tendría para unas cuantas mejoras. Podría comenzar con la mejora de sus servicios informativos, que perdieron el liderazgo hace meses y que rozan el ridículo en situaciones de emergencia. Pero como esta decadencia obedece a otros asuntos más allá de la situación económica, bien podría ser una buena inversión en la producción propia que cada vez escasea más.

    Los misterios de Laura

    Para empezar, podría dar salida de una vez a una de sus series de éxito en 2011, ’14 de abril: La República’, que lleva ya más de tres años guardada en el cajón argumentando asuntos económicos. Atendiendo al coste de sus otras series de producción propia, 35 millones de euros darían para cinco temporadas de ‘Los misterios de Laura’, tres temporadas de ‘Águila Roja’, tres temporadas de ‘Cuéntame’ o cinco temporadas de ‘Gran Reserva’. O bien, podrían invertirlo en nuevas series de producción propia, nuevos proyectos que ahora mismo resultan casi inexistentes.

    Las mañanas y tardes resultan polémicas y catastróficas, y solo el cine o la serie de turno mantiene un canal actualmente abocado al desastre. Pero mientras esté el fútbol para maquillar los resultados… ¡que viva La Pepa!

    Vía | El Confidencial, La Vanguardia, Vanitatis

    -
    La noticia ¿Por qué lo llaman "servicio público" cuando quieren decir "audiencia fácil"? fue publicada originalmente en Vayatele por David Pastrana.








Bonus William Hill
Bonus Ladbrokes
Icon Te lo instalamos
gratis
Icon¡En un tiempo
Record!
Icon Servicio Post-Venta
personalizado
Icon Garantía de
Calidad
Garantía de
Calidad

Built with HTML5 and CSS3
Copyright © 2013 Redwifree
Diseño de Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Premium Templates